PAPELES PARA EL PROGRESO
DIRECTOR: JORGE BOTELLA
NÚMERO 98                                                                                  MAYO - JUNIO  2018
página 8

NEOLOGISMOS


La incorporación de neologismos en una lengua es interpretada de muy distinta manera por la población; mientras unos lo consideran una degradación de la pureza del idioma, otros ven en ello el empuje de una lengua viva.
La integración de nuevas formas léxicas en el uso de la lengua puede responder a diversas causas, entre ellas a:
  • Los descubrimientos científicos y tecnológicos.
  • Los préstamos de lenguas extranjeras.
  • Las síncopas y síntesis del habla común.
  • Las creatividad poética.
  • La adaptación paulatina al acento rítmico dominante.
  • La abreviación acomodadiza a la simpleza.
Que una lengua esté sometida a una mayor influencia de neologismos no depende sólo de la situación y relaciones internacionales de la nación que la utiliza, sino también de la propia idiosincracia de su población, dada a aceptar más o menos la importación de lexemas de otros lenguas. A veces cuanto más pequeña es la comunidad que habla una lengua, por su especial empeño en protegerla, se cuida mucho el no aceptar préstamos ajenos; en cambio, desde las ciudades más cosmopolitas, las que tienen a gala ser habitadas y visitadas por gentes de otros muchos países, asumen el efecto de la mezcla de lenguajes que generan contagiarse de las formas de decir extranjeras.
Muchos defienden que son las instituciones oficiales de la lengua de los países respectivos las que deben intervenir para garantizar la pureza de la misma. Lo que no puede olvidarse es que las lenguas vivas, por esa misma condición, están en permanente evolución en cuanto es lengua todo lo que los parlantes de cada idioma hablan utilizándola. Las instituciones académicas lo que hacen es verificar qué vocablos adquieren la suficiente generalidad de uso para que puedan considerarse integrantes del vocabulario esa lengua.
No obstante la importancia de los préstamos ajenos, las costumbres más liberales o más conservadoras de las costumbres y la cultura también tiene una trascendencia sobre el enriquecimiento de la legua. Por ejemplo, la literatura y la cinematografía ayudan a fijar los usos de los lexemas, pero también coopera, cuando reproducen el lenguaje directo más naturalista, a la difusión de neologismos de unos ambientes a otros de la sociedad; muy especialmente la poesía, escrita o cantada, los inventa como recurso cuando une vocablos o los modifica para ajustar la acentuación pertinente al ritmo deseado.
Otra de las causas que influyen mucho en los neologismos es la abreviación de palabras y frases hechas de frecuente uso para simplificar el mensaje. Esa tendencia es especialmente frecuente cuando un léxicos largo, sobre todo cuando se apartan del ritmo predominante en la lengua, se sincopa en una forma que por su utilidad se impone progresivamente en el lenguaje habitual. No se deben incluir entre ellos las formas abreviadas de uso escrito tan difundidas para la transmisión digital de mensajes, pues estos realmente corresponden a voces cuyo uso oral se mantiene sin variar.
En general se puede decir que la tendencia en el lenguaje favorece los neologismos que suponen una simplicidad para la comunicación, así se aceptan muchos préstamos extranjeros cuando suponen un vocablo más breve para el mismo significado, o se sincopan palabras arraigadas excesivamente largas, en especial cuando, por las circunstancias que sean, crece su frecuencia en el uso habitual.
 

PASAR A PÁGINA SIGUIENTE

VOLVER A SUMARIO

VOLVER A ÍNDICE TEMÁTICO